Equipos de horneado de barquillos JUPITER

El nombre JUPITER representa desde hace más de 60 años las instalaciones de producción de barquillos de gama alta. Nuestros clientes en más de 80 países aprecian las instalaciones WALTER por su calidad, su fiabilidad y su larga vida útil.

Elección a medida

Las instalaciones WALTER JUPITER sirven para producir rollitos de barquillo, obleas, cucuruchos, vasos de barquillo, hojas de barquillo y gofres. Dependiendo de la clase y el tamaño del producto final deseado, las series WALTER JUPITER A y JUPITER C ofrecen una amplia gama de capacidades de producción.

La serie JUPITER A está indicada para capacidades pequeñas y medianas, desde 3.000 cucuruchos por hora hasta approx. 10.000 cucuruchos por hora. Para reguerimentos mayores están disponibles nuestras máquinas de alto rendimiento JUPITER C, con una capacidad de hasta approx. 20.000 barquillos por hora.

Individualidad por modularidad

Las instalaciones de producción de barquillos dulces JUPITER constan de un horno y mayormente de un enrollador, una torre de enfriado o cinta de enfriado y un dispositivo para contar y apilar, como accesorios. Las hojas de barquillo se producen en el horno e inmediatamente después de sacarlas, estando aún calientes, se les da la forma deseada. Esto se consigue enrollándolos, arrollándolos o por termoformado. Finalmente se enfrían a temperatura ambiente y se apilan para a un posterior procesado. Para la producción de barquillos para helado industrial se puede, p.ej. integrar un dispositivo de empaquetado en línea. Generalmente para ello se utilizan bolsas de papel con dibujos atractivos.

La estructura modular probada de las instalaciones WALTER permite a los clientes de la empresa WALTER configurar las máquinas deseadas eligiendo los componentes individuales según sus preferencias y el espacio disponible. Igual si es en línea o de modo decreciente, si con torre de enfriado o cinta de enfriado, nuestras máquinas se adaptan a todas las necesidades. A petición, se pueden invertir las instalaciones. Opcionalmente, en el diseño de las máquinas se pueden incorporar otros componentes, como un detector de metales o una empaquetadora. Las instalaciones JUPITER están equipadas con una amplia gama de placas de horneado y longitudes de horno. Esta combinación permite conseguir una producción óptima.

Todas las instalaciones han sido concebidas para funcionar las 24 horas al día y su configuración puede ser adaptada con facilidad.

Para una vida prolongada de la máquina

Las altas temperaturas y velocidades en el horno plantean las más altas exigencias para el material empleado. Es por ello que el departamento de investigación y desarrollo de WALTER presta una atención especial a la hora de verificar los materiales empleados, colaborando en este sentido con varios institutos y centros de investigación. Se utilizan componentes de calidad, altamente endurecidos, que conforman máquinas robustas y con larga vida útil.

En los puntos muy solicitados, los elementos incorporados son de fácil acceso y pueden cambiarse con facilidad. La presentación intuitiva y autoexplicativa del menú en el panel táctil le informa al operador acerca de los intervalos de mantenimiento. De este modo se garantiza la vida útil prolongada de la máquina y se minimizan los tiempos muertos.

Operación segura y precisa

Las conversaciones con nuestros clientes nos ayudan a desarrollar permanentemente el concepto de seguridad de nuestras máquinas. Soluciones inteligentes garantizan el manejo seguro de las instalaciones, también para altas velocidades. El acceso muy fácil al horno y a los demás componentes se reencuentra en todas las máquinas. En todos los laterales del horno se han previsto puertas que garantizan el acceso para operaciones de mantenimiento y limpieza. Numerosas posibilidades de ajuste permiten modificar las características de los barquillos durante el proceso de producción.

El interior cumple lo que promete el exterior

El diseño de la instalación cumple las más altas exigencias de higiene de la producción. Sus superficies cerradas y sus líneas claras minimizan el esfuerzo de limpieza y subrayan el valor de la instalación. Su nuevo aspecto ha sido galardonado con el premio Red Dot Design Award.

Un valor perenne

Cuán fiables son las instalaciones WALTER lo demuestra las máquinas JUPITER, que producen barquillos en el mercado desde hace más de 30 años. Esta larga vida útil está unida a un valor que nuestros clientes WALTER saben apreciar.